Ética en la investigación con seres humanos

 

Un proyecto de investigación de esta envergadura conlleva muchos retos, quizás el más importante es tener claras las dimensiones éticas involucradas. Se trata de investigación con seres humanos y por esto requiere del cuidado propio de cualquier investigación que pueda poner en riesgo a las personas debido a su vulnerabilidad, en este caso, su vulnerabilidad socioeconómica. También ha requerido escoger cuidadosamente a las comunidades a partir de su perfil pero sobre todo tomando en cuenta el sentido de confianza que éstas tienen al abrirnos sus puertas y permitirse contarnos sus experiencias e historias muy íntimas. Esa confianza no puede ser defraudada y por eso hemos querido proteger sus identidades con seudónimos, tanto de las personas individuales como de las comunidades que constituyen los estudio de caso.

Para este propósito -no solo porque la normativa federal e insitucional de investigación con seres humanos nos lo requiere- nos entrenamos con los cursillos necesarios para asegurarnos que teníamos un cuadro claro de los riesgos, las vulnerabilidades y los derechos de las y los participantes en la investigación. Asimismo, este aspecto fue vital para que el diseño de la investigación cumpliera con salvaguardar de los derechos de privacidad, consentimiento y mitigación de riesgos de las personas participantes. El diseño de las preguntas de investigación, la hoja de consentimiento informado, tener conscientes las vulnerabilidades posibles, usar el lenguaje adecuado para explicar los riesgos, la determinación de tomar fotos o no, todos estos aspectos fueron discutidos y evaluados antes de tener contacto con las comunidades y personas entrevistadas. En general no tomamos fotos de personas a menos que ellas mismas -luego de explicarles los protocolos pertinentes- nos pidieran hacerse fotos con nosotros y los paisajes fotografiados fueron generales.

La Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, a través de su Comité Institucional de Investigación con Seres Humanos, conocido como CIPSHI, se asegura de que las investigadoras sometamos prueba de habernos entrenado en un taller para estos propósitos, someter una solicitud con todos los parámetros de cumplimiento, incluyendo una guía de preguntas y una hoja de consentimiento que deben firmar las y los participantes antes de ser sometidos a cualquier pregunta o conversación. Luego de someter la solicitud con los anejos correspondientes, el CIPSHI evaluó nuestro proyecto y nos autorizó a comenzar la investigación. Cada una de las personas entrevistadas, tanto individual como grupalmente fue informada de sus derechos y emitió un consentimiento informado.

Screen Shot 2019-04-04 at 2.53.29 PM